jueves, 8 de diciembre de 2016

OBJETIVO:


Que el público en México disminuya notablemente su asistencia a ver películas estadounidenses.

RAZONES:

+ Porque el exceso con que el cine gringo se impone en México (más del 90% del tiempo de exhibición), producto de la corrupción y de prácticas monopólicas, limita el acceso a nuestros valores y cultura nacionales y a los de otros países del mundo.


+ Porque impide la creación de fuentes de trabajo en el país.

+ Porque los ingresos de los productores estadounidenses, de los distribuidores y gran parte de los exhibidores en las taquillas mexicanas, en vez de reinvertirse en México, se los llevan fuera del país.

+ Porque el capítulo de cine del TLC es leonino contra México y da por resultado una balanza comercial intolerablemente inequitativa...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada